SER PREMIUM CUESTA, PERO NO TANTO